Noticias


El Centro Islámico condena enérgicamente el atentado terrorista en Somalía

El Centro Islámico de la República Argentina condena enérgicamente el cobarde atentado terrorista perpetrado este sábado 14 de octubre de 2017 en Mogadiscio, capital de Somalía, contra civiles indefensos, que ha causado hasta ahora la muerte de por lo menos 315 personas mientras que más de 400 han quedado heridas.

 

El Centro Islámico de la República Argentina viene reiterando desde hace ya más de tres años que ha quedado muy en evidencia que las distintas agresiones de los grupos terroristas que tienen lugar en el Mundo Islámico buscan sumergir a la región en el caos, la anarquía y la indefensión, mediante el ataque y asesinato sistemático de musulmanes y cristianos, lo cual también tiene como objetivo provocar la confusión y el desconcierto de la opinión pública mundial en detrimento del Islam y los musulmanes.

 

Las acciones criminales y terroristas se encuentran en las antípodas de los principios, las enseñanzas y las tradiciones del Islam. Al mismo tiempo, estas acciones encubiertas son funcionales a intereses económicos y geopolíticos en las sombras que buscan desestabilizar al mundo para apropiarse ilegalmente de recursos y bienes ajenos.

 

El Islam es la misericordia y sus atributos son misericordiosos. Los terroristas están en contra de Dios y de Su Misericordia, y predican la brutalidad, la tortura, el asesinato y la violencia. Como ha quedado demostrado, esto constituye un gran crimen y una gran ofensa al Islam, a los musulmanes y a toda la humanidad.

 

Dios envió al Profeta Muhammad (PyB) como misericordia para todos los mundos: «No te hemos enviado (Oh Muhammad) sino como una misericordia inigualable para todos los mundos.» (Al-Anbiya, “Los Profetas”, 21:107)

 

El Profeta fue enviado como misericordia a la humanidad, los animales, las plantas, a los cielos y para los seres sutiles.

 

Dios ha prescrito la misericordia a Sí Mismo: «…Vuestro Señor se ha prescrito a Sí Mismo la misericordia (tratar a Sus siervos con misericordia).» (Al-An’am, “El ganado”, 6:54).

 

Dios también declara que Su misericordia abarca todas las cosas: «…Mi misericordia abarca todas las cosas.» (Al-A’raf, “Las Alturas”, 7:156)